Termostatos

Termostatos

La función principal de un termostato es mantener una temperatura de funcionamiento mínima en el motor del automóvil. Al arrancar el motor, el termostato retiene la mezcla de anticongelante y refrigerante dentro del motor. Se abre cuando se alcanza una temperatura especificada. A continuación, el refrigerante fluye a través del radiador para mantener el motor a una temperatura próxima a la temperatura nominal del termostato. Actualmente se ofrecen tres tipos de termostatos en la gama de Valeo:

 

1 Termostatos de cera convencionales:

  • Producto probado
  • Espacio de almacenamiento mínimo requerido
  • Alto volumen de producción
  • Temperatura de apertura predefinida
  • Precio asequible

 

2 Termostatos de cera calentados eléctricamente:

  • Rango de funcionamiento mejorado a través de la temperatura de apertura variable
  • Tiempo rápido de respuesta a través de alimentación de corriente opcional
  • Gestión avanzada del motor para reducir las emisiones y mejorar el consumo de combustible
  • Compatibilidad con termostatos convencionales

 

3 Termostatos actuados eléctricamente:

  • Control total sin dependencia de la temperatura
  • Máximo rango de funcionamiento posible
  • Adaptable a los requisitos de gestión de la temperatura actuales

 

Seleccione la gama de termostatos de Valeo:

  • Amplios conocimientos en sistemas de refrigeración del motor.
  • Amplia gama con 381 referencias.
  • Precisión de la ubicación de los orificios de montaje de acuerdo con las especificaciones del vehículo
  • Materiales de alta calidad para ciclos de trabajo de apertura y cierre exigentes
  • Temperatura de apertura claramente señalada en el producto
  • Acabado de alta calidad de la superficie para el montaje de la junta
  • Proceso de fundición controlado para evitar porosidad
  • Área de agarre para conector de alta presión
  • Todas las juntas están empaquetadas en una caja para facilitar y agilizar la instalación.

 

Información de Valeo:

Fallo del termostato El termostato puede quedarse adherido en la posición de cierre si el elemento de cera está dañado por sobrecalentamiento, corrosión o envejecimiento previo. Si el termostato falla al cerrarse, el flujo constante de refrigerante a través del termostato impedirá que el motor alcance la temperatura de funcionamiento normal. Esto puede deteriorar la capacidad de conducción en climas fríos, un brusco aumento en el consumo de combustible, salida muy reducida o incluso nula salida del calefactor, etc. Si se realiza la sustitución de la bomba de agua debe sustituirse también el termostato.

Lo ayudamos

Usted es

Para una web que se adapta a tí, selecciona tu perfil