Cojinete hidráulico

Cojinete hidráulico

La evolución de las tecnologías y los requisitos de los fabricantes de automóviles dificultan el montaje de un cable directo entre el pedal y la palanca. Por este motivo, cada vez más automóviles utilizan sistemas hidráulicos. Estos sistemas son mucho más flexibles y fiables que los sistemas manuales. Primeramente, permiten un esfuerzo del pedal óptimo y constante.

 

En segundo lugar, el material utilizado es mucho más ligero (reducción de hasta el 70% del peso con respecto al comando del sistema de embrague estándar), así como mucho más compacto. Este es el principal motivo por el que la implementación de esta tecnología resulta más sencilla en proyectos de equipo original. En respuesta a esta tendencia del mercado, Valeo ha desarrollado una amplia gama de piezas hidráulicas: servoembrague (CMC), servoembrague (CRC) y cojinete hidráulico (CSC). El servoembrague y la bomba de embrague se utilizan en el sistema "semihidráulico", mientras que un sistema "completamente hidráulico" utiliza un servoembrague y un cojinete hidráulico.

 

En 2017, se espera que 131 millones de vehículos incorporen un cojinete hidráulico. Por lo tanto, Valeo ofrece una gama de más de 150 referencias que cubren aplicaciones clave, como Fiat 500, Punto, Ford Fiesta, Focus, Hyundai Sonata, Mercedes A Class, Opel Corsa, Renault Clio, Megane, Ssangyong Actyon y Volkswagen Transporter. Como en el caso del sistema "semihidráulico", el sistema completamente hidráulico se basa en el mismo principio que los frenos hidráulicos y consiste en un transmisor (el servoembrague), una manguera y un receptor. En los sistemas "completamente hidráulicos", el receptor es un cojinete hidráulico (CSC).

 

El cojinete hidráulico es un cilindro hidráulico con un cojinete de desembrague integrado que elimina la palanca del embrague y el cojinete de desembrague convencional. Se conecta al cilindro principal a través de la manguera. El cojinete hidráulico está en contacto directo con el diafragma del plato de presión del embrague, lo que aumenta la eficiencia del sistema hidráulico.

 

La ventaja del cojinete hidráulico es la eliminación de la horquilla y del cojinete de desembrague. No se producen más deformaciones de la horquilla bajo carga y aumenta la eficiencia del sistema de desembrague. Por lo tanto, la carga del pedal se reduce. El cojinete hidráulico es concéntrico con respecto al eje de entrada de la caja de cambios. También se reduce el número de componentes, lo que facilita el montaje en el vehículo. Hasta 1995, la tecnología del sistema de desembrague hidráulico del embrague era similar a la tecnología hidráulica de los frenos y consistía en un cilindro principal de aluminio y un cilindro de desembrague de hierro fundido conectado a un tubo fabricado de acero y goma.

 

El peso del subconjunto es de aproximadamente 1.000 gramos. La función completa con cojinete, horquilla y tubo de guiado, pesa aproximadamente 1.700 gramos. Desde principios de 1995, el uso generalizado de materiales de plástico y del cojinete hidráulico, tanto el peso como los costes de las piezas se han visto reducidos considerablemente. Desde ese momento, el peso total del subconjunto (servoembrague, tubo, cilindro esclavo) es de aprox. 400 gramos.

 

Debido a la desaparición del cojinete de desembrague, la horquilla y el tubo de guiado, la función hidráulica completa reduce su peso en un 75%. Información de Valeo El cojinete hidráulico se encuentra en la carcasa de la transmisión, por lo tanto la sustitución de la pieza requiere mucho más tiempo (mismo tiempo que la sustitución de un embrague) que en los sistemas semihidráulicos. Por lo tanto, se debe cambiar sistemáticamente el cojinete hidráulico cuando se reemplace un embrague.

Lo ayudamos

Usted es