Balastro Electrónico

Balastro Electrónico

Las fuentes de luz Xenon requieren alta tensión para activarse. Las normas de montaje pueden diferir ligeramente según la generación de Xenon, aunque el principio común es que deben realizarse medidas básicas antes de manipular y realizar el mantenimiento del sistema Xenon. El regulador de tensión y el arranque emiten veinte mil voltios (20 kV) durante el encendido de la lámpara de Xenon. Por lo tanto resulta, fundamental asegurar el apagado del sistema cuando se realice un procedimiento de mantenimiento de la iluminación.

 

Algunos vehículos equipados con funciones confort pueden cambiar el sistema de iluminación según eventos como la introducción de la llave o la apertura de puertas, aunque un aspecto común para los diversos vehículos presentes en el mercado es que únicamente la desconexión de la batería puede garantizar plenamente la seguridad de los operadores frente a una descarga de 20 kV.

 

Las lámparas de Xenon están controladas por alta tensión y alta corriente, con una frecuencia de 200 Hz en modo de estado constante. Estas señales son fuentes potenciales de perturbaciones electrónicas en automóviles. Para cumplir la compatibilidad electromagnética (EMC) automovilística, el sistema completo está blindado, desde la unidad del regulador de tensión hasta el conector de la lámpara.

Lo ayudamos

Usted es

Para una web que se adapta a tí, selecciona tu perfil