BUJÍAS DE INCANDESCENCIA

La experiencia en sistemas diésel para el mercado independiente

En un motor diésel, resulta fundamental que, durante la fase de compresión en la cámara de combustión, la temperatura alcance 257 °C y la presión entre 30 y 55 bar, para que el diésel pueda arder automáticamente al ser inyectado.
Resulta imposible alcanzar esta temperatura rápidamente en un motor frío. Por este motivo, se genera un punto caliente en la cámara de combustión para elevar la temperatura en el menor tiempo posible. La bujía realiza esta función.

La bujía es un dispositivo con resistencia eléctrica. Cuando recibe una corriente, su resistencia genera calor en menos de 2 segundos, mediante el mismo principio que una bombilla de filamento.
122 referencias cubren en 92% del parque automovilístico europeo con ambas tecnologías: Tecnología 100% Fero Cobalt & Green y sistema de arranque instantáneo "ISS" para aplicaciones recientes e inyección directa.
Las bujías Valeo cumplen los procesos de calidad y fabricación de equipo original con una única gama: una aplicación, una elección.

Información Valeo
Tenga en cuenta que la sustitución de las bujías debe realizarse cada 50.000 a 80.000 km (30.000 a 50.000 millas)