Elige tu perfil:
Taller
  • Distribuidor
  • Conductor

Las Sondas Lambda Valeo

¡Las Sondas Lambda Valeo ya están disponibles!

Los sensores de oxígeno, también conocidos como sondas Lambda o sensores de O2, son de vital importancia para el vehículo. Compuestos de un elemento sensor de circonio, su principio de funcionamiento se basa en una comparación entre la medición de la concentración de oxígeno restante en los gases de escape y la cantidad de oxígeno en el aire ambiente. Esta información enviada mediante señal a la ECU permite controlar la inyección de combustible y el suministro de aire en un circuito cerrado.

El sensor en realidad no mide la concentración de oxígeno, sino la diferencia entre la cantidad de oxígeno en el gas de escape y la cantidad de oxígeno en el aire.

Los sensores de oxígeno son por tanto esenciales para una correcta gestión del motor y para una reducción eficiente de las emisiones. Su desempeño ayuda a:

 

  • Funcionamiento de motor: para la entrega de máxima potencia, el motor requiere un mapa preciso del ratio de la mezcla aire-combustible a lo largo de todo el rango de revoluciones del motor y la presión de admisión.
  • Economía del combustible: Una mezcla de aire y combustible cercana a la mezcla estequiométrica ofrece una duración óptima del combustible y una emisiones mínimas.
  • Reducción de emisiones: El catalizador opera a la máxima eficiencia con un ratio de mezcla cercano al estequiométrico. 

Los motores modernos de gasolina están equipados con al menos dos sensores de oxígeno:

 

  • El sensor de oxígeno pre-catalizador se encuentra antes del catalizador. Su función es proporcionar información para el ajuste de la mezcla de aire-combustible.
  • El sensor de oxígeno post-catalizador se sitúa después del catalizador. Este monitoriza la función de conversión catalítica que convierte gases contaminantes en gases menos contaminantes (CO, NOx & HC en CO2 , H2O & N2).

 

                                                                           

 

¿Qué tipos de sensores de oxígeno propone Valeo?
 

                                       

 

Sensores de oxígeno de Circonio

 

El sensor de oxígeno binario de conmutación térmica o zirconia es uno de los nuevos tipos de tecnología en la gama de sensores de oxígeno de Valeo.

Estos producen su propio voltaje y envían una señal a la UCE para controlar la emisión de los gases de escape: rico, pobre o estequiométrico. 

Dentro de las sondas de oxígenos calefactadas traspuestas encontramos las sondas encapsuladas. Para medir la concentración de oxígeno, estas se basan en una celda de combustible electroquímica de estado sólido conocida como celda NERNST, donde 2 electrodos ubicados a cada lado del sensor son los encargados de emitir el voltaje de salida correspondiente a la cantidad de oxígeno en el sistema de escape comparado al oxígeno en el aire ambiente.

Las sondas calefactadas de célula plana son otra familia de las sondas de oxígeno traspuestas. 

Las sondas planas tienen un plano y una cubierta de dióxido de Circonio ZrO2 y se caracterizan por su gran respuesta al tener un ratio de entre 5 y 7 medidas por segundo. Disponen de un pequeño calefactor por lo que necesitan menos corriente que las sondas de cápsula. Y es que alcanzar la temperatura de trabajo de forma rápida se traduce en una reducción de emisiones contaminantes, un incremento de la economía del combustible, así como una reducción significativa en el tiempo de respuesta

 

Sensores de oxígeno de banda ancha

Basados en un sensor de circonio de estructura plana, los sensores de oxígeno de banda ancha incorporan una bomba electroquímica de oxígeno. Esta bomba de gas mantiene constante la salida de corriente de la célula electroquímica (efecto NERST), y es un circuito electrónico que contiene un circuito de medida el que controla la corriente. 

El consumo de corriente de la bomba es el que permite indicar el contenido de oxígeno de los gases de escape. Por ello la señal del sensor no cambia rápidamente cuando la mezcla se convierte en rica/pobre. 

 

Debido a sus características, los sondas de banda ancha son más adecuadas para motor de bajas emisiones


                                                                                        

Valeo, especialista en sensores para gestión motor desde hace más de 40 años, pone a disposición del recambio independiente una gama de sensores de la más alta calidad.

La gama se amplía con 123 nuevas Sondas Lambda, una nueva tecnología que viene a completar la oferta actual.

La gama de Sensores de motor Valeo se compone ahora de más de 580 referencias, cubriendo 10 categorías de sensores para la gestión del motor. 

 

Ventajas: 

 

Alta Calidad: Diseñados y producidos de acuerdo a las especificaciones Originales.

Experiencia : Especialistas en Sensores desde hace más de 40 años

Sostenibilidad : Sensores de calidad aseguran una reducción en las emisiones de CO2 y el ahorro de combustible

Montaje exacto: Diseño Primer Equipo, fácil de sustituir